Willy Wonka y la fábrica de “culpables”

Ya son muchos los casos, y cada vez más frecuentes, en los que jueces del estado y de distrito exoneran a personas, que la Procuraduría de Justicia de Michoacán pinta como los grandes capos o los criminales más sanguinarios.

Uno de los casos más sonados, que no el único, fue el del supuesto homicida del padre de la diputada, Rosa María de la Torre Torres. Al joven se le culpó de haber cometido el crimen afuera del domicilio del hombre, pero un juez local aseguró en su fallo que nunca hubo los elementos para comprobar la responsabilidad del muchacho en el homicidio.

Pero entonces ¿qué ocurre con la PGJE, acaso sus ministerios públicos no tienen la suficiente capacidad?, ¿o son los policías los que realmente están creando ‘chivos expiatorios’?

Un par de casos recientes también serán documentados a través de La Balanza, los estaremos documentando.