Redacción/La Balanza

Morelia, Mich., 11 de junio de 2019.-Un juez federal concedió la suspensión para que en un plazo de 10 días se le practicara la interrupción legal del embarazo a una menor víctima de violación.

El CJF dio a conocer la resolución, luego de que ante la negativa de las autoridades de interrumpir el embarazo de su hija en Aguascalientes, la madre de una niña víctima de violación acudió a una A.C. para solicitar asesoría, tras lo cual presentó una demanda de amparo indirecto.

En los resolutivos se destaca que la demora injustificada para practicar tal procedimiento a la menor vulnera su derecho a la salud, es discriminatorio y puede constituir actos de tortura y malos tratos.

Se subraya que la autoridad responsable se encuentra obligada a contar con médicos y enfermeras capacitados no objetores de conciencia o, en una eventualidad, tener ubicada una unidad de salud que cuente con personal e infraestructura para llevar a cabo tal procedimiento en condiciones de seguridad y calidad.

Deberán cumplir con lo establecido en la referida norma oficial, en específico obtener el consentimiento de la menor –por conductor de su representante legal- y brindarle –previo a la intervención médica- información completa sobre los posibles riesgos y consecuencias de procedimiento. Asimismo, las autoridades deberán informar al Juzgado el cumplimiento de la suspensión y ordenó a la Asociación Civil ser el conducto para que la menor acuda en la fecha que señalen las autoridades a realizarse la interrupción legal del embarazo.