Mucho hablan los políticos y principalmente los funcionarios de las áreas de seguridad y procuración de justicia del tema de la participación ciudadana, como método para coadyuvar con las autoridades, para lograr un combate contra la delincuencia.

Hoy los gobiernos hacen énfasis en esto, pese a que esa debe ser su tarea, dar seguridad a la ciudadanía, porque en términos reales para eso todos los ciudadanos que pagan impuestos es precisamente para tener certidumbre para ellos y sus familias.

Pese a ello hoy en día, sin duda, es importante que nos involucremos, que no nos dejemos, que trabajemos por un ambiente de tranquilidad y no sólo señalar los actos de corrupción, si no realizar la parte fundamental: denunciar.

En Michoacán, el porcentaje de cifra negra, es superior al 90 por ciento, es decir, más de 200 mil delitos no son denunciados por año, en promedio.

Entonces la pregunta es: ¿no valdría la pena acompañar de esquemas de prevención, recuperación de espacios públicos, con una buena limpia de elementos policiales o burócratas que ahuyentan y no da confianza a la gente en las áreas policiales?

Hoy en día, los espacios de procuración de justicia y seguridad requieren gente con calidad en la atención, pero además no sólo que generen confianza al recibir a la gente, si no que realmente den resultados y la justicia sea expedita

Es ahí donde realmente podrá haber contacto con la población, cuando la gente crea en las autoridades y cuando juntos se luche contra la delincuencia, de lo contrario solo quedara en el mero discurso.