Rebeca Hernández Marín/La Balanza

Morelia, Mich., 8 de agosto de 2017.- El Poder Judicial aún no está preparado para recibir más de 10 mil expedientes laborales que se le trasladarán el próximo año, pero se está capacitando para atender esa nueva carga de trabajo, afirmó el presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Marco Antonio Flores Negrete.
“Lo que mayormente nos preocupa, aparte de la capacitación, son los recursos, son más 10 mil expedientes tengo entendido, los que se transmitirían al Judicial, pero primero tenemos que esperar a que el Legislativo saque todo lo relativo a lo normativo, creo tiene al 24 o 25 de febrero”.
A partir de que a nivel federal se aprueben las modificaciones correspondientes y se homologuen las locales y, considerando el presupuesto que se le asigne al Poder Judicial para el 2018 se definirá cuántos tribunales, juzgados o como se les vaya a llamar se pueden abrir para atender la justicia laboral,
Flores Negrete rechazó que se vayan a ahogar entre tantos expedientes que se les van a transferir ya que la idea que tiene el Consejo del Poder Judicial es que una vez que se conozca la normativa se puedan abrir juzgados especializados en materia laboral por lo que esperan que el presupuesto que se les asigne sea acorde a las necesidades para atender esa nueva responsabilidad.
Será entonces también cuando se defina el personal que se va a contratar ya que no absorberá al que atiende actualmente los conflictos laborales ya que, indicó el magistrado, en el Judicial todo pasa por el ámbito jurisdiccional y es vía concurso de oposición como se selecciona al personal, no hay designaciones directas.
“Nosotros tenemos un problema aparte, ya que la disminución de la carga de trabajo en el sistema tradicional ha obligado a transformar tribunales penales a mixtos a familiares o civiles con la finalidad de preservar la fuente laboral”, indicó el magistrado presidente.